Amistad, Aire Puro, Actividad Física

martes, 5 de octubre de 2010

2 de Octubre - La virgen de los Illinizas

Nada pudo estar mejor…

El clima fue propicio, no hubo vientos, temperatura agradable, pocas nubes, buen tiempo, buenos amigos, los choclos y las habas al regreso…

Saludamos la asistencia de nuevos aficionados a nuestras salidas… El club como siempre se caracteriza por no dejar a nadie en la ruta.., la solidaridad siempre será uno de nuestros valores por lo que los iniciados siempre deben sentirse acompañados..




El camino a El Chaupi, en excelente estado a excepción de la unión con la Panamericana que está en ampliación y en donde debimos subir una rampa para tomar la vía. El Illiniza Sur nos mira llegar desde atrás de los eucaliptos.


La cumbre de los dos montes se dibuja sobre un azul límpido, el Illiniza (sur - izq) y la Tioniza (norte-der).


El cartel del Café – Restaurante “Llovizna”, también tiene sus habitaciones en donde suelen hospedarse los andinistas que pretenden subir estas cumbres y donde nosotros encargamos los choclos (maíz tierno cocinado), y las habas tiernas para el retorno…



José se preparaba para los embates del páramo, después de su experiencia en el Cotopaxi luchando contra la arena y el viento..



Los preparativos de las bicicletas, el equipo, la hidratación, el calentamiento..



Marlon López, nos encontró con su grupo en el Café pero tenía otra ruta prevista… ellos darían la vuelta al Saquigua y nosotros subiríamos a la virgen… suerte amigo.. suerte ¡! Ellos partieron primero y el perro (El Mechas) se fue con ellos..


Perro traicionero..!! risas… el se la pierde… ja .. ja.. trajimos barras energéticas e hidratación para el “mechas” si se animaba..


Foto de la partida… El grupo de 7 pedalistas y las montañas a las que subiríamos a nuestra espalda.


Bienvenida Maritza.. uno de nuestros nuevos integrantes y además miembro del Foto Club Quito. Ella llevó su equipo de fotografía para cumplir su doble propósito: llegar a la virgen y hacer fotografía de montaña.. algunas de sus fotografías compartimos aquí en el blog… Gracias amiga.


Luego de las primeras cuestas y en vista de que el clima era propicio, empezamos a poner los rompevientos y las chompas en las mochilas para disfrutar de una suave brisa fría que bajaba de la montaña.



Espectacular el Cotopaxi nos vigilaba imponente desde el oriente del valle.



Mientras mas nos acercábamos al Illiniza, mas nos alejábamos del Cotopaxi… Se puede notar como se han cubierto las laderas de una capa de nieve que cayó durante la noche anterior..



Y vamos acercándonos a la meta.. a punto de cruzar la hacienda para tomar la cuesta, hasta aquí la pendiente fue aceptable..



Foto de los ciclistas en este hermoso paraje..


Mariza en acción.. el ojo entrenado del fotógrafo encuentra la correcta composición de imágenes, el balance del color….



Fausto fotografía a la fotógrafa…


A la espalda de José, El Corazón, una de las montañas que nos viene tentando desde hace algunas salidas y cuyas rutas exploraremos en corto plazo.


Camilo a contraluz con el Cotopaxi a las espaldas… en este punto llevábamos ya 3650 metros sobre el nivel del mar.. y seguíamos ascendiendo.



Un pequeño descanso en plena cuesta para hidratarse …


En este punto Mariza aprovechaba el descanso para tomar fotografías del sitio… y la cuesta era empinada..


Empinada cuesta… la que habíamos subido… y apenas estábamos en la mitad..


En un giro del serpenteante camino que sube a la virgen..


Un pequeño plano en el arenal, un respiro y un dulce antes de seguir con el ascenso.



Con los colores en el rostro, Maritza no descansa en su afán de captar en instantáneas los momentos que disfrutamos…


La cumbre del Corazón a las espaldas


El Cotopaxi y el complejo de montes volcánicos de Santa Cruz (Saquigua es uno), a las espaldas de los ciclistas..



Ahora con los Illiniza a las espaldas


Bajo los últimos pinos del camino..


Las Gencianas


En la virgen, luego de la barra dietética.. ja..ja..



El GPS marcaba 4076 metros sobre el nivel del mar...

José capturó al grupo mientras cruzaban chistes…


La vista de los Illiniza desde el parqueadero..


En el descenso había que cruzar los mismos ríos que en el ascenso, pero ahora ya no importa si mojamos los zapatos… ja..ja.. y tampoco es importante luego de el arrastrón que sufriera este ciclista en una zanja del camino…



El segundo río cruzaba Maritza por lo mas profundo..


En el café, al retorno, luego de haber quemado todos los carbohidratos que ingerimos, llevábamos menos carga de todo.. sin estrés, sin energía, sin fuerzas… pero con una enorme sonrisa..


El grupo esperaba el refrigerio… Gracias a todos por venir.. a La Llovizna por la hospitalidad, a los nuevos miembros por integrarse…

18 de septiembre - Santo Domingo por aniversario

Aniversario del club...
No podíamos festejarlo en otro sitio que no sea el Cotopaxi..
Decidimos hacer el recorrido que algunas ocasiones nos fue esquivo, esto con la intención de comprobar que lo habíamos dominado.


Iniciamos muy temprano el recorrido en Quito y subimos por el camino de Selva Alegre con los autos.


Kike volvió a las filas del club luego de un período de recuperación después de un accidente automovilistico.. esto nos alegra profundamente.. Es bueno contar con toda su alegría y energía en las pedaleadas. Bienvenido..
Pero para que la alegría sea completa... K i k vino con Panchita... cuya sonrisa nos ilumina en cada visita.. Linda pareja..







Llegando a la montaña, Wilson vino cuidando a su bicicleta por el quebrado camino de ascenso, lento y con precaución... llegamos hasta el parque nacional



La fila de autos que entraban al parque nacional…
El toque Ecuatoriano…: “no bajo la cadena hasta que no me paguen,… no me van a sorprender .. “, (lindo ¡!) … como me gustaría saber quien fue el que se le pasa al guardia por no pagar la entrada y prefiere bajar por otro lado…



Al cruzar la cadena, el parque nacional nos recibe con fuertes vientos..


Foto junto a los autos para recuerdo de este evento, el Cotopaxi asoma sus canas tras las nubes.



Calentamiento, elongación, a proteger la cara, alistarse para un recorrido hasta la laguna de Santo Domingo


Y aquí empieza el tormento… toda la arena fina ya fue soplada en los días anteriores por los fuertes vientos de esta temporada… ahora.. el camino se cubre de una arena mas gruesa que es producto de la zona volcánica. Con los vientos la arena se levanta y golpea las piernas, las manos y cuando el viento es muy fuerte la cara y los ojos..


Pedaleamos contra el viento hasta la mismísima laguna.. 15km que parecieron 30.. en algunos trechos pedaleamos inclinados para vencer la fuerza del viento lateral y en otros trechos la fuerza del viento de frente no permitía girar la dirección pues hacía perder el equilibrio..


A pesar de la indumentaria, cubiertos hasta los ojos, sentimos la fuerza del viento.


Pero nada se compara con el paisaje del paramo del Cotopaxi… que hermosa montaña. Los caballos salvajes buscaban los bajíos para protegerse de la ventisca.


Despues de un esfuerzo importante y de perder a uno de los integrantes que no tomó el desvío adecuado a la laguna, nos acercamos a la meta, tomamos fotos y todos a regresar.












La fauna del sitio..: Un lobito de paramo atravesó el camino y nos observaba con precaución..

Datos personales

Mi foto
Quito, Pichincha, Ecuador
Ciclismo de Montaña

AAAbikers - Quito - Ecuador

Nuestro propósito, integrar a nuestras filas a ejecutivos y oficinistas cuya semana transcurre entre cemento y asfalto, a una actividad deportiva en la que se disfruta del deporte y del aire puro, que consecuentemente permita mantener un buen nivel de salud física y mental en sus integrantes.

CONTENIDOS :

CONTENIDOS :
Las imagenes y textos de este blog son redactados, seleccionados y editados por la Gerencia de Sistemas de Aymesa S.A.