Amistad, Aire Puro, Actividad Física

lunes, 16 de agosto de 2010

14 de Agosto - Yaruquí arriba.

Yaruqui arriba. Ruta de Exploración.

Un agradecimiento especial a quienes con gran espíritu deportivo y de forma desinteresada hacen la labor de subir las rutas trazadas al internet.. De esta forma hemos descubierto sitios espectaculares que ahora los documentamos con nuestras mejores fotografías..

Esta ruta que recorrimos este fin de semana es un paraje espectacular, especial impacto ha causado en quienes amamos la naturaleza, el páramo, su gente y las montañas de este querido Ecuador.

Una ruta increíble: con todos los terrenos; largas (muy largas) cuestas con pendientes que obligaban a subir 10 metros en cada 100; zonas de tierra con piedra suelta en donde no es permitido perder el pedal pues resultaría imposible volver a tomar ritmo; una flora fabulosa con especies endémicas y bosque nativo; fauna local que incluye conejos, gavilanes, una gran colección de pájaros multicolores especialmente picaflores, y otros animales que según los lugareños existen (pumas) que felizmente no encontramos.

Pero lo mejor… la gente.. Los habitantes de la loma, la gente del páramo, la que convive con el pajonal, la que se guarece a cobijo de los arrayanes centenarios, la que junta esfuerzos en una muy antigua forma de trabajo comunitario (la Minga) para lograr grandes obras para beneficio común.
Con ellos tuvimos varios diálogos como el que sigue:
- Buenos días, ..
- Buenas.. para donde mi señor ..?
- Arriba, a donde se junta esta loma con la de al frente..
- Chuta… y todo pedaleando ..?
- Si,.. eso esperamos.. falta mucho..?
- Si .. falta mucho.. dele.. dele… Que Dios le bendiga..
- Gracias… hasta luego..
- Hasta Luego..

Mucha pena nos causó que no pudieran acompañarnos por situaciones de ultima hora, dos muy estimados miembros del club en esta aventura de recorrer nuevas rutas, esperamos que Diego y Juan Manuel puedan estar en una próxima.

Al fondo, el maciso montañoso del Pichincha con sus cumbres cubiertas por nubes.. una bruma que cobija la meseta de Quito a 2800 msnm, mas abajo a 2600 msnm el valle de Yaruqui, la planicie de Tababela con el trazado del nuevo aeropuerto, y un manto verde que se extiende desde allí hasta el sitio en el que fue tomada la foto a 3700 msnm.

Al inicio de la ruta

Aprovechando la ruta previamente trazada para confirmar el recorrido, ahora sí con el GPS..

Los primeros empedrados, con pendientes exigentes y con bosques de eucaliptos en ambos lados de la via.

Por aquí mismo es…

Cruce por la hacienda…

La casa de hacienda por la que rodea el camino antes de iniciar una larga secuencia de largas cuestas… (valga la redundacia).

Las quebradas cuyo origen descubriremos en el final del trayecto… Al fondo en el horizonte un bosque de eucaliptos por el cual descenderemos en un exigente trayecto.

Y una de las empinadas cuestas que cobran su cuota a las piernas… desde allá abajo venimos subiendo.

Hasta allá arriba iremos subiendo.. La continuación de la foto anterior, pero con vista hacia arriba.

Muy pocos descansos como este encontraríamos en la ruta.

En el centro el camino que lleva hacia el final de la hacienda.. subiríamos por un sendero que termina donde tres lomas hacen una sola y nacen dos quebradas, mucho mas allá de las lomas cultivadas que se pueden ver en la fotografía..

Durante todo el trayecto, junto al camino encontramos acequias de aguas cristalinas que predicen el húmedo terreno que encontraremos en la cumbre.

Los habitantes de la zona, construyen reservorios que permiten garantizar el flujo del liquido vital en las temporadas de estiaje.

En el centro de la fotografía una pequeña cresta en el horizonte es el cerro del Cotourco a donde nos aproximaremos por su Norte..

Largos caminos polvorientos bordeados por cercas que protegen las sementeras de maíz y otros cultivos del paso del ganado.

Jodido pero contento… esa es la frase… El esfuerzo pone gotas de sudor en el rostro de los ciclistas, pero también dibuja una sonrisa de satisfacción por las metas que mentalmente se pone uno y las va alcanzando hasta lograr el objetivo. Adrenalina y endorfinas son la combinación ideal que hace de este deporte un liberador de estrés.

Abajo van quedando las torres de la iglesia y mientras el arroyo canta incansable al borde del camino, los perfumes de la tierra húmeda, las yerbas aromáticas y otros cultivos llenan los pulmones de los deportistas en la ruta hacia la mas alta loma.

Un stop para hidratarse..

Cada vez hay menos cultivos, los potreros donde pasta el ganado son los que ocupan el paisaje.

Checa.. Otro pueblito que alcanzamos a ver desde las montañas, con otras torres de otra iglesia, otra plaza pintoresca y otra comunidad con sus gentes y sus costumbres.

Ahora las largas cuestas parecen interminables, bordean la loma que queda a nuestra derecha hasta la cumbre en donde podremos cruzarla.. desde allí abajo venimos.

Hasta allá arriba vamos.. En el centro de la fotografía contra el firmamento, unos pocos arbolitos adornan la cresta de otra loma mas que debemos conquistar.

Loma conquistada.. El rey de la montaña… Así nos sentimos al llegar a cada nueva meta.. a la izquierda de la quebrada un serpenteante y polvoriento camino muestra el trayecto conquistado… A veces es bueno mirar atrás para meditar sobre lo que hemos logrado y cuanto hemos podido transitar.

Llegando al punto de hidratación.

Al borde de la quebrada y con una loma en el centro, Fausto toma un respiro antes de seguir subiendo.

A partir de aquí ya no hay tanto pastizal, cada vez se puede encontrar mas bosque nativo y mas fauna silvestre. En la loma de la izquierda el verde mas oscuro es una señal de tupida vegetación endémica.

Los pocos potreros están ocupados por ganado lechero de altura… llevamos 3400 msnm.

Desde la loma un observador torete se preguntará quienes son los disfrazados que cruzan por sus dominios.

No deja de observar a los intrusos, "ese Toro enamorao de la Luna"..

Abajo en el horizonte, el Pululahua, el Casitahua, el valle de Pomasqui, mas cerca Calderon, Checa y las lomas que estamos ascendiendo.

Espinos, cardos, flores y semillas voladoras que no podían escapar el ojo de la cámara.

Sin palabras.

El viento las lleva y ellas (las semillas) hacen lo suyo llenando el monte.

El camino polvoriento llega hasta aquí.. donde las lomas se juntan y nacen las quebradas..

Confirmamos con el GPS que estamos en el camino correcto y seguimos.

El Cotourco (Cerro con cuello - Quechua) se puede ver desde el lado oriental de la loma que subimos.

El vaquero bajando desde el cerro nos saluda y a lo lejos a voz en cuello,.. un dialogo como los anteriores… A donde, al cerro, .. bueno.. cierren las puertas… hasta luego..

Mas cerca del Cotourco, casi a la misma altitud, pero varios kilómetros al norte..

Quito desde la cresta, antes de cruzar las lomas hacia el descenso

El cruce … Acá no llegan los vehículos, solo un tractor deja huellas sobre un terreno húmedo y suave.. trébol y fresas salvajes en la huella del camino.

Ganado de altura y varias puertas en el paso entre las lomas

Al fondo de la quebrada, un hilo de agua humedece el fondo del cañón, una revisión del GPS, pues no hay camino marcado y a seguir la aventura.

En medio del silencio que existe en el fondo de la hondonada, donde no corre el viento del páramo, el agua timbra tonos altos al chocar contra las piedras y los helechos.

A cruzar a la otra loma y entre haciendas.. abriendo y cerrando puertas y cercas..

Alguna vez pasó un tractor por aquí…

Las puertas son para que no se cruce el ganado sin control..

Un paso espectacular, bajo un árbol centenario.

Un gigantesco arrayan lleno de bromelias en pleno páramo

Cuantos lustros habrá visto este hermoso abuelo hasta que llegamos a pasar bajo su sombra

El bosque nativo conserva en un microcosmos un delicado balance ..

Volveremos en corto plazo a saludar estas ramas con otros miembros del club.

Los corrales para marcar ganado que son propiedad de la hacienda que se ubica en la loma por la cual pretendemos descender hasta Yaruqui nuevamente

El retorno (de bajada) fue igual de forzado que la cuesta de subida, pendientes de 30% o más con grandes zanjas hicieron algo técnico el descenso

Y una escala de verdes que llega al cielo cuyas franjas se hacen con lomas diferentes y sucesivas.

Regresaremos… Llegamos a La Comuna del Carmen, de aquí a Yaruquí son unos pocos kilómetros, y frente a una bien cuidada urna con la Virgen de la Merced, esta construcción de dos cuartos, uno de los cuales es una tiendita de víveres que espera ansiosa un cliente, está habitada en la segunda planta por un nutrido grupo de niños descalzos con amplias sonrisas y tristes alegrías…. Acá el club llegará en corto plazo con una bicicleta para iluminar sus juegos…

Datos personales

Mi foto
Quito, Pichincha, Ecuador
Ciclismo de Montaña

AAAbikers - Quito - Ecuador

Nuestro propósito, integrar a nuestras filas a ejecutivos y oficinistas cuya semana transcurre entre cemento y asfalto, a una actividad deportiva en la que se disfruta del deporte y del aire puro, que consecuentemente permita mantener un buen nivel de salud física y mental en sus integrantes.

CONTENIDOS :

CONTENIDOS :
Las imagenes y textos de este blog son redactados, seleccionados y editados por la Gerencia de Sistemas de Aymesa S.A.